Curiosidades

¿Por qué se enfrían con frecuencia las manos y los pies?

En invierno es común que sientas con frecuencia que se enfrían las manos y los pies, pero si te ocurre en verano debes prestar atención. Existe una enfermedad conocida como Raynaud que produce una reacción exagerada al frío. Con este padecimiento se cierran las arterias y se afectan las extremidades y puntos periféricos del cuerpo.

Esta enfermedad es más común en mujeres de entre 20 y 40 años, según la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular, La incidencia está entre el 5 y 10%, y son féminas que están expuestas a climas fríos por sus profesiones.

Por otra parte existen otros padecimientos que pueden causar manos y pies fríos, ellos son la anemia y la diabetes. Es frecuente que la anemia se haga presente en invierno ya que bajan los niveles de hierro en la sangre por el frío. Sin embargo la principal causa de ese frío poderoso es un problema circulatorio. En el siguiente vídeo el especialista en obesidad y metabolismo Frank Suárez ofrece una explicación sobre el asunto:

Se enfrían con mayor frecuencia por esto

Uno de los males que siempre actúa como desencadenante en una enfermedad, es el estrés. En este caso estar bajo altos niveles de presión y dormir poco, pueden fomentar que las manos y los pies estén fríos.

Lo importante es actuar, poner manos a la obra y buscar una solución para resolver esta condición. Entre las cosas que puedes hacer están: Dejar el cigarrillo en caso de que fumes. Aunque no lo creas el tabaco genera problemas circulatorios y aumenta las probabilidades de extremidades frías. Para saber si el padecimiento se debe a una anemia, tienes que acudir al médico y hacerte un chequeo.

Si quedaron descartados los vínculos con alguna enfermedad, lo que tienes que hacer es: usar unos guantes de lana o algodón en invierno, lo mejor es que te los coloques antes de exponerte al frío. También debes colocarte cremas hidratantes para que la piel no se reseque y tenga grasa adicional.

Haciendo énfasis en el punto anterior es pertinente destacar que el frío ataca a las personas más delgadas porque tienen menos grasa corporal. A falta de pelo, protección natural de los animales, a los humanos nos toca contar con un poco más de grasa corporal para esos días. Esto se puede complementar con la ingesta de algunos alimentos.

Otra solución al alcance de nuestras manos durante los días fríos, son los ejercicios. Eso aumentará la circulación y activará su flujo por manos y pies. Además fortalecerá tus venas, arterias y oxigenará tu cerebro. Ante la duda recuerda que la mejor opción y la principal es consultar con un médico.

Giulia Ortiz

Mis articulos

Follow Me: @GiuliaOrtiz