Salud

Tratamiento hipertensivo podría ser efectivo para el Alzheimer según un estudio

Si bien la ciencia continuamente anda en la búsqueda de soluciones para ciertas enfermedades, en el caso del Alzheimer aún no se ha dado con una cura. Sin embargo, existe un medicamento para la hipertensión que ha dado señales de que podría servir de freno para el avance de la enfermedad.

La Nilvadipina, es un fármaco que se receta para tratar la presión arterial alta o hipertensión y la oclusión o cierre de las arterias. Lo que han hallado los investigadores es que esta medicina puede incrementar el flujo de sangre en la zona de la memoria y el aprendizaje en el cerebro de pacientes con Alzheimer, sin comprometer otras partes, así lo reseña un estudio publicado en la revista ‘Hypertension’ de la Asociación Americana de la Salud.

Con este descubrimiento queda comprobado que la disminución en el flujo sanguíneo cerebral que padecen las personas con Alzheimer se puede revertir en algunas regiones. Aunque es importante destacar que aún se desconoce si el aumento observado en el flujo sanguíneo del cerebro es clínicamente positivo.

¿Cómo se supo que funcionaría para el Alzheimer?

dementia-3051832_1280

Los especialistas estudiaron el efecto de la Nilvadipine en algunos pacientes con Alzheimer y lo compararon con una sustancia para un ensayo clínico o placebo. De forma aleatoria suministraron ambas medicinas a un total 44 pacientes por un período de seis meses. Es decir, a 22 se les dio Nilvadipine y a los otros 22 un placebo, pero esta información no les sería revelada a los científicos hasta después del análisis de los resultados.

Los investigadores se dedicaron a medir el flujo sanguíneo en regiones específicas del cerebro a través de la observación de imágenes por resonancias magnéticas. Esto se realizó al inicio del estudio y después de seis meses.

Lo que mostraron las imágenes cerebrales es que el flujo de sangre al hipocampo, zona donde está la memoria del cerebro, se elevó a un 20% en el grupo que tomó la Nilvadipine, mientras que el flujo de sangre a otras zonas del cerebro se mantuvo normal en ambos grupos.

El cabecilla de la investigación, Jurgen Claassen, profesor asociado en el Centro Médicos de la Universidad de Radboud Centro en Nijmegen (Países Bajos), declaró según reseña Infosalus, que “aunque ningún tratamiento médico está ausente de riesgo, recibir tratamiento para la presión arterial alta podría ser importante para mantener la salud cerebral en pacientes con enfermedad de Alzheimer".

Los pacientes que fueron objeto de estudio de la referida investigación fueron examinados entre el 2013 y 2015, como parte de un análisis mayor que se realizó en 500 personas con Alzheimer moderado con una edad promedio de 73 años, donde participaron más mujeres que hombres, y la raza dominante era la blanca.

Debido al uso de resonancias magnéticas para hacer la comparativa visual y los pacientes de test blanca como objeto predominante del estudio, algunos detractores aseguran que los resultados no son aplicables a todas las etnias. Esto quiere decir que es necesaria una investigación mayor. Pese a ello es una ventana que queda abierta y merece ser explorada para el beneficio de la humanidad.

Cuéntanos, ¿qué te parece el hallazgo?

Giulia Ortiz

Mis articulos

Follow Me: @GiuliaOrtiz