Salud

16 beneficios de hacer ejercicios para el sistema respiratorio

Los ejercicios de respiración fortalecen y tonifican nuestro corazón, además, son una excelente alternativa para relajarnos y reducir el estrés. Como cualquier actividad física previene enfermedades y a su vez incrementa el oxígeno en el sistema pulmonar.



Generalmente, se les conoce como ejercicios aeróbicos o “cardio”, según un artículo de Harvard Medical School, esta práctica:

Es clave para tu cabeza, al igual que lo es para tu corazón.



Los ejercicios cardiovasculares, son aquellas actividades que nos permiten depender más de la capacidad de oxigenación que la fuerza física. Practicarlo con regularidad nos mantiene con buena salud.

A continuación te mencionamos algunos beneficios de hacer ejercicio para el sistema respiratorio:


1.- Pérdida de grasa.

2.- Fortalecimiento del corazón.

3. - Incremento de la capacidad pulmonar.

4.- Reduce el riesgo de padecer hipertensión, diabetes y colesterol.

5.- Mejora el sueño.

6.- Reduce el estrés y la fatiga.

7.- Mejora la salud del sistema nervioso.

8.- Reduce ansiedad y depresión.

9.- Mejora la salud muscular, estimulando el crecimiento de pequeños vasos capilares que transportan más oxígeno.

10.- Mejora de la autoestima.

11.- Combate el insomnio.

12.- Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos.

13.- Aumenta la flexibilidad arterial y reduce los riesgos cardíacos.

14.-  Incrementa la secreción de la hormona del crecimiento.

15.- Mejora la digestión.

16.- Si se hace de manera constante retrasa los problemas propios del envejecimiento.

 

Estos ejercicios cardiovasculares  no solo nos mantienen saludable, también son una manera de divertirnos mientras quemamos calorías y adquirimos resistencia:

1.- Carrera a pie.

2.- Remo.

3.- Boxeo.

4.- Saltar la cuerda.

5.-  Ciclismo.

6.- Natación.

7.- Trote.

8.- Bailar.

 

Recomendaciones:


Es importante  iniciar  con los ejercicios más básicos, mientras más aumentemos nuestra resistencia podremos realizar los más avanzados. Esto se logra con disciplina y dedicación.

Es necesario ingerir alimentos  30 minutos antes comenzar el cardiovascular, para tener fuerza y energía al realizarlos.

Ingerir agua al menos cada 15 minutos aproximadamente, para mantenernos hidratados.

Debemos contar con el calzado adecuado para estar cómodos y evitar lesiones.

 

REFERENCIAS:

Jennhealthgroup

MSN

Andrea Mora Martínez

Mis articulos

Redactora y estudiante del 9no semestre de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad del Zulia.