Animales

4 enfermedades de piel que pueden padecer los gatos

Los gatos tampoco se salvan de las enfermedades de la piel, nuestros amigos felinos también pueden verse propensos a padecer cualquiera de estas patologías dermatológicas:

1.- Sarna

Los ácaros son los causantes de la inflamación en la piel de los gatos. La sarna no sólo perjudica a los mininos, de hecho, los perros también pueden verse afectados por esta enfermedad. Este problema dermatológico ocasiona picazón e hinchazón, pérdida de pelo en cuello, espalda, párpados y alrededores de la cara. El rascado intenso puede provocar costras y enrojecimiento.

Para saber sí tu gato tiene sarna, los síntomas que puede llegar a presentar son:

  • Erupciones en la piel.
  • Irritaciones.
  • Comezón intensa.
  • Ardor en la piel.
  • Pérdida de pelo.
  • Pérdida de peso.
  • Ánimo decaído.
  • Enrojecimiento de la piel en las zonas afectadas.
  • Lesiones y costras cutáneas.
  • Mal olor en las lesiones.
ácaros

Para prevenir la sarna en gatos, el blog “Feel cats” aconseja lo siguiente:

- Lavar y desinfectar camas y cobijas donde se recuesta nuestro gato.

- Desparasitarlo con regularidad, siempre y cuando sea bajo la recomendación del veterinario.

- Para proteger la piel del gato, utilizar baños secos para combatir los parásitos.

- Las vacunas antiparasitarias previenen este tipo de enfermedad.

2.- Ácaros del oído

Estos diminutos parásitos de oído, afectan por lo general a gatos pequeños. Los ácaros se alimentan de la cera del canal auditivo de los felinos. Esta enfermedad se contagia por contacto casual, ya sea por animales infectados o por factores que hay en el exterior.

El contagio por ácaros es muy común en gatos, pues el 50% de las infecciones del oído felino se dan por este ectoparásito. Según el blog “experto animal”, algunos ácaros cavan túneles en la dermis, mientras que otros se mantienen en la superficie con el fin de proliferar y alimentarse de la queratina. A través de esto se incrementa la capacidad reproductora de los ácaros y de forma inmediata se incrementa una infestación en su huésped.

gatoooo

¿Cómo evitar los ácaros en las orejas de mi gato?

- Visita al veterinario para asesorarte con el tratamiento más adecuado para tu gato.

- Para prevenir la infestación, utilizar un antiparasitario como la selamectina eliminará y evitará el desarrollo de cualquier tipo de parásitos: pulgas, gusanos de corazón. Este producto deberá aplicarse en la parte posterior del cuello del gato.

- El fipronil es también un antiparasitario para uso veterinario en perros y gatos. Esta sustancia es la adecuada para combatir pulgas, piojos, garrapatas entre otros parásitos.

-El uso de insecticidas ambientales también es una excelente alternativa para evitar infestaciones por pulgas y otros parásitos.

¿Qué síntomas puede presentar mi gato?

- Rascado o frotado en exceso las orejas.

- Temblor de la cabeza.

- Calvitas y dermatitis.

- Secreción ceruminosa negra o marrón oscura.

- Mal olor en el oído.

- Inflamación del oído.

- Arañazos o costras cerca de la oreja.

3.- Garrapatas

Estos pequeños “chupasangres” también transmiten enfermedades como la babesiosis o Lyme, las cuales son peligrosas para la salud de los mininos. De por sí es una infección común con una frecuencia menor. Las garrapatas son una infestación que perjudica a perros o personas, esto transmite se por contacto y para eliminarlas se debe optar por un instrumento especial para retirarla de nuestra mascota.

garrapata

Una pinza “quita garrapatas” ayuda a extraer de manera sencilla y eficaz a este pequeño “chupasangre". Al momento de retirarla, no debemos aplastarlas porque el contenido del intestino de este animalito puede segregarse dentro de las lesiones de la piel del felino. Esto ocasionaría que las partes de la garrapata entren en la circulación sanguínea del gato.

También, es necesario extraer la garrapata por completo, pues sí la cabeza queda adherida en la piel puede desarrollarse infecciones. De acuerdo con el blog “zooplus”, no se debe eliminar las garrapatas con remedios caseros porque provocaríamos que el parásito reviente y secrete patógenos de la picadura.

4.- Las pulgas

Este pequeño insecto no sólo ataca a gatos, también a perros y humanos, por medio de las picaduras este parásito se alimenta de sangre. Las pulgas suelen alojarse en la capa inferior del pelo, sobretodo en zonas como detrás de la cabeza o cola. Para comprobar si nuestra mascota padece esta infestación, lo mejor será utilizar una liendrera o cepillo con unas púas muy finas y juntas.

Las pulgas suelen ser escurridizas, puesto que siempre intentarán esconderse con rapidez en el pelo de nuestra mascota. Para eliminarlas del pelaje de nuestro gato es importante consultar con el veterinario para que éste nos indique el tratamiento adecuado. Los diferentes productos químicos más comunes son:

- Champús antipulgas: Facilitan la eliminación de las pulgas, este producto debe usarse unicamente cuando confirmamos que nuestra mascota tiene pulgas.

- Pipetas de aplicación: Se aplican donde inicia su espalda, el resultado de este producto es inmediato porque de forma rápida mueren estos parásitos.

- Collares antipasitarios: Mantiene su acción durante 3 meses, en ese lapso de tiempo se eliminan y repelen las pulgas. Es recomendable cambiarlo pasado este periodo.

Tanto los gatos como perros deben ser revisados periódicamente. La salud de nuestras mascotas está en nuestras manos, ellos también son seres vivos que merecen estar sanos y fuertes. Cuidarlos es quererlos. Recuerda mantener tu hogar limpio para prevenir este tipo de plagas.

Andrea Mora Martínez

Mis articulos

Redactora y estudiante del 9no semestre de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad del Zulia.