Parejas

Esposas regañonas hacen que sus maridos gocen de buena salud, según la ciencia

Nos tildan de mandonas, regañonas, controladoras y más, y resulta que si no fuera por nuestra insistencia, su buena salud quizás se iría al piso. Así como lo lees.

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Michigan (EEUU), publicado en The Journals of Gerontology: Social Sciences, evaluó a un total de 1.228 parejas, cuyas esposas estaban catalogadas como mujeres mandonas que les gusta llevar las riendas en la relación.

Lo descrito anteriormente, con el objetivo de conocer si realmente tiene algún beneficio ese carácter fuerte hacia el marido y el control de la relación. Los especialistas querían evaluar la calidad marital y saber si influye en el desarrollo de la diabetes

El monitoreo de las parejas se realizó durante cinco años, el rango de edad era de 57 y 85 años. Del total de esos matrimonios, 389 de los individuos padecían diabetes.

Aunque para la mujer tanto dirigir resulta extenuante y para el hombre fastidioso, la buena noticia es que tiene un valor positivo sobre la salud del hombre. Así que tú hombre que me lees, no te quejes si tu esposa te manda.

Lo cierto es, que cuando un hombre está casado, ese control por parte de la mujer lo hace cumplir con hábitos que muchas veces estando soltero omitiría. Desde cuidar su higiene, hasta el tipo de alimentación que acostumbra.

En el caso de los diabéticos, la regulación por parte de las esposas, sobre todo en el ámbito alimenticio, es casi vital.

Los resultados

hand-1923005_1280

El profesor, psicólogo y director de la investigación, Hui Lui, indicó que el resultado más llamativo fue que un aumento en las diferencias matrimoniales disminuía el riesgo de desarrollar diabetes y elevaba la posibilidad de controlar la enfermedad luego de su aparición. Recordemos que la diabetes amerita de un monitoreo constante y las esposas son muy buenas para ello. Presionando a los maridos hacen que estos estén más atentos a su padecimiento.

En el caso de las mujeres es diferente, ellas necesitan estar en una relación lo menos problemática posible para gozar de buena salud.

Con este estudio, queda atrás el mito de que una relación con diferencias es perjudicial para la salud. En ocasiones regañar es cuidar, y eso es lo que deben valorar los esposos.

Giulia Ortiz

Mis articulos

Follow Me: