Curiosidades

Las ciudades que se quedarán sin agua en los próximos años

¿No es irónico descubrir que, aunque nuestro planeta está cubierto con el 70% de agua, no hay en la actualidad acceso a suficiente agua potable? Hay millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso al vital líquido, e incluso, si la tienen, no es del todo limpia.

El agua es esencial para sostener la vida y es tan importante para la población como para el desarrollo económico de un país. Sin embargo, un informe de World Wildlife Fund afirmó que alrededor de 1.100 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso al agua. Mientras que, alrededor de 2.700 millones enfrentan el problema de la escasez durante al menos un mes del año.

La población mundial está creciendo, mientras que los recursos hídricos se reducen cada año, lo que significa que un número cada vez mayor de personas enfrentará desafíos de accesibilidad inadecuada al agua. Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas ha estimado que la mitad de la población mundial se trasladará a las áreas de mayor estrés hídrico para 2030. Es casi imposible tener una economía en auge si no se dispone de agua dulce para uso agrícola, industrial o individual. Esto significa que cada gota es cada vez más valiosa, y las diferentes organizaciones ambientalistas señalan que se deben tomar medidas drásticas a corto plazo.

A finales de siglo podríamos tener un 35% menos de agua

Las ciudades más afectadas

Las ciudades serán las más afectadas por la futura escasez de agua. A principios del 2018, parecía que los más de 4 millones de habitantes de Ciudad del Cabo (Sudáfrita), se quedarían sin agua. Los expertos calcularon, de hecho, un “día cero” en abril, donde literalmente los grifos se secarían por causa de la fuerte escasez de agua. Solo a través de medidas de conservación, aunque tardías y desesperadas, como reducir la cantidad de agua para el riego de cultivos, los residentes de la ciudad siguieron adelante hasta que comenzó la temporada de lluvias en mayo de ese año. Esa crisis de Ciudad del Cabo es solo la primera de muchas.

Para 2050, entre 3.500 y 4.400 millones de personas en todo el mundo vivirán con acceso limitado al agua, más de 1.000 millones en las ciudades. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature Sustainability 2018, que analizó las fuentes y demandas de agua, entre más de un cuarto de las 482 ciudades del mundo, enfrentarán demandas que superarán la oferta. En general, el crecimiento urbano es el principal impulsor de los futuros déficits de agua en las metrópolis. Los Ángeles encabeza la lista porque se espera que su población aumente incluso cuando el cambio climático agote sus recursos hídricos. En esa lista, le siguen ciudades como Jaipur (India), Dar es Salaam (Tanzania), Dalian (China) y San Diego (U.S).

Ciudades y pueblos en varias naciones africanas, como Mozambique, Zimbabwe y Costa de Marfil, se han visto afectadas por una escasez de agua similar en los últimos meses de este año, según un informe emitido por la ONU.

Muchos factores influyen en la medida en que las crisis y los conflictos se pueden amortiguar mediante un suministro de agua que funcione. El fortalecimiento de las capacidades institucionales y el sistema político, la implementación de patrones de distribución equitativa y la calidad y capacidad de gestión del agua son enfoques que pueden fortalecer estructuras sólidas en países con crisis a largo plazo.

Superar el problema de la escasez de agua es de carácter imperativo. Si un país o ciudad se enfrenta a una situación de sequía, al no tener agua accesible habrá un serio escenario sobre la supervivencia de los habitantes. En ese sentido, ¿no es prudente hacer esfuerzos conscientes para salvar el agua desde hoy mismo?

Mariflor Rivero

Mis articulos

Follow Me: