Salud

Donar de sangre, una práctica que salva vidas y también cuida de tu salud

La donación de sangre es una práctica de generosidad porque puedes aportarle vida y salud a otro ser humano. Sin embargo los beneficios de esta práctica además de tener un impacto positivo en otros, le dan a tu cuerpo su cuota de gratitud. Sí, porque te conviertes en una persona mucho más sana.

Donar sangre con regularidad permite que tu circulación sanguínea fluya cual agua por un río, esto permite que tu corazón pueda bombearla con mayor facilidad a cada rincón de tu cuerpo. Además la extracción de sangre periódica reduce el riesgo de cáncer, ya que el hierro presente en este líquido eleva la cantidad de radicales libres que causan daño en el cuerpo, y con la donación, se regulan los niveles de hierro.

Por si fuera poco, donar sangre te ayuda a quemar calorías. Esto debido a que el mismo cuerpo realiza un gran esfuerzo para recuperar la sangre que perdió. El organismo tarda entre mes y medio y dos meses para recuperar los glóbulos rojos que se fueron con la donación. Con un litro de sangre menos se queman unas 1300 calorías. Claro, no es que a partir de ahora vas a donar sangre sin parar, todo con moderación. Conoce más del proceso en el siguiente enlace.

Lo que debes tener en cuenta

hush-naidoo-Zp7ebyti3MU-unsplash

Para conocer si eres candidato para la donación de sangre es importante que tomes en cuenta estos requerimientos:

  • Tener como mínimo 18 años de edad y como máximo 65.

  • Pesar más de 50 kilos y registrar un índice de masa corporal que supere el 19.

  • Si eres un donante habitual debes esperar al menos cuatro meses entre una donación y otra.

  • No eres candidato para donar sangre si padeciste alguna enfermedad de corazón, pulmones o cáncer. Tampoco si te dio malaria o la enfermedad de Chagas o sufriste alguna enfermedad de transmisión sexu4l.

  • Si recientemente te hiciste un tatuaje o piercing, debes esperar al menos 12 meses para poder donar sangre.

La idea es que te encuentres completamente sano o sana al momento de asistir a la extracción de sangre para la donación. Por tal motivo lo más consiente y considerado que podrías hacer es asistir a una evaluación médica previa para asegurarte que todo está bien. En definitiva donar es un acto de bondad que la vida misma sabrá agradecerte.

Giulia Ortiz

Mis articulos

Follow Me: @GiuliaOrtiz