Curiosidades

Un caracol de enormes dimensiones como mascota, ¡lo nunca visto!

Muchas personas ven extraño tener un caracol como mascota, pero lo cierto es que no tiene nada de malo. Magdalena Dusza, una mujer polaca, tiene uno de estos amiguitos en casa, y no era de esperarse las críticas en redes. Los comentarios negativos se deben a un motivo: el animal es de especie africana (Achatina fulica). Por si no lo sabías, en los últimos años este tipo de molusco ha sido considerado como una amenaza para los ecosistemas.

La dueña de Misiek, que así se llama este caracol, afirma que lo adquirió hace 6 años en una tienda de mascotas, Dusza aseguró que su amiguito no recibía la atención adecuada. En pocas palabras, la chica reveló que los trabajadores de ese lugar desconocen totalmente los cuidados que debían darle al molusco.

Según reseña Antena 3, la joven encontró al caracol en condiciones desfavorables: lo tenían en una caja pequeña con poca humedad. Magdalena contó que su caparazón estaba dañado y Misiek tenía una invasión de parásitos. En ese momento, era difícil identificar cuál era su tipo de especie. "No pensaba que sobreviviría ni una noche más y tampoco quería pagar por un animal que estaba casi sin vida", reveló Dusza.

Tras pensar mucho en si llevarlo o no, Magdalena decidió darle una oportunidad y, con mucho amor y buenos cuidados, el caracol mejoró y goza de buena salud. ¡Mira cómo Misiek se arrastra por todo su cuerpo!

Por lo visto luce sano y alegre porque la vida le dio una segunda oportunidad. De acuerdo con el portal La gran época, la joven no tiene intenciones de devolverlo a su propio ambiente silvestre. También se supo que la chica tiene un estanque de 130 litros de agua para el animal. Un reporte de Daily Mail informó que Magdalena lo alimenta con frutas y verduras, revelando también que los plátanos, batatas y escamas de pescado son las preferidas de Misiek.

Misiek, la mascota exótica de Magdalena

Pese a las críticas que recibe, Magdalena quiere y disfruta de la felicidad que le aporta su mascota, la cual, asegura, ayuda a relajar los nervios.

Hace algunos años, el caracol africano, que puede llegar a medir hasta 30 centímetros de largo y pesar más de 400 gramos, fue considerado como una de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Estos animales, que miden entre 20 y 10 centímetros, son ilegales en países como Estados Unidos o España por el riesgo de transmitir afecciones como: la meningoencefalitiseosinofílica y la angiostrongiliasis abdominal.

¿Crees que Magdalena debe regresar a Misiek a su ambiente silvestre? Dinos qué piensas sobre tener esta especie como mascota.

Andrea Mora Martínez

Mis articulos

Redactora y estudiante del 9no semestre de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad del Zulia.